Magistrados en el exilio piden que Corte Penal Internacional juzgue a Maduro

22 Novembre, 2017, 00:28 | Auteur: Lynn Cook
  • InternacionalesAmerica Latina Acusan a cúpula chavista de crímenes de lesa humanidad ante Corte de La Haya
Noviembre 20 2017

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) encargada de llevar el caso contra Manuel "Coco" Sosa, por los cargos de "comisión de los delitos de peculado doloso propio en grado de cooperador inmediato y evasión de procesos licitatorios", declaró "ha lugar" la solicitud de radicación hecha por el Ministerio Público en la causa seguida contra Sosa, por lo que se aprobó la solicitud de radicación, del expediente original, que contiene todos los detalles del caso.

El presidente de dicha sala, magistrado Pedro Troconis, leyó la decisión de ese órgano sobre la denuncia interpuesta por el exministro del gobierno revolucionario Hebert García Plaza.

"Maduro y los que lo siguen" se creían "protegidos" porque tienen "secuestrado" al poder judicial venezolano, pero se olvidaron de que Venezuela es parte desde el año 2000 del Estatuto de Roma y aceptó someterse a la jurisdicción de la CPI en delitos relativos a los derechos humanos, dijo Troconis. La acción incluye una solicitud al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas para iniciar una investigación a 59 altos funcionarios venezolanos a los que involucra en dichos crímenes, entre ellos el presidente Nicolás Maduro.

"Pensaban que contaban con impunidad ante la justicia de Venezuela, pero no existe la impunidad a nivel internacional", como demuestran las condenas y enjuiciamientos de presidentes de estados parte de la CPI que ya ha habido, agregó.

El presidente Nicolás Maduro, el Vicepresidente Tareck El Aissami y el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, están comprometidos con esta acusación, la que también abarca a integrantes del Alto Mando Militar y altos representantes del poder ejecutivo.

Estos jueces del TSJ fueron elegidos y juramentados por la Asamblea Nacional en julio pasado y celebran sesiones en Washington en la sede de la OEA.

En rueda de prensa en Miami, los magistrados opositores dijeron que la Sala de Casación Penal del TSJ decidió acudir a la CPI, al verse imposibilitada de asumir directamente denuncias introducidas por individuos particulares.

Esos jueces fueron destituidos por la Asamblea Nacional derivada de esas elecciones, la cual nombró a los que actualmente están ejerciendo como tales desde el exilio, pero la Asamblea Nacional Constituyente los ratificó después en sus puestos.

Recommande: